Las 2 peores preguntas que le puedes hacer a los cubanos que salen de Cuba

Todos los cubanos que viven en el extranjero tienden a pasar por ese pequeño cuestionario de 2 preguntas, las dos preguntas más incomodas y molestas del mundo. Solo el simple hecho de decir que eres cubano trae muchas interrogantes a la persona con la que mantienes una conversación, y resulta que muchas veces la noción que tiene de Cuba está muy lejos de la verdad.Aquì las 2 peores preguntas que le puedes hacer a los cubanos que salen de Cuba

Las 2 peores preguntas que le puedes hacer a los cubanos ¿Cómo escapaste?

Esa es la típica pregunta que todo extranjero hace un cubano una vez fuera de Cuba. Parece una pregunta fabulada para un prisionero de una de las cárceles más seguras del mundo. Realmente los cubanos son los únicos extranjeros que se topan con esa pregunta en todo el mundo y es que para ellos en Cuba la libertad no es una premisa y nos ven como títeres del gobierno. Realmente por más diferencias que pueda tener un cubano con la política de su país natal, esa es una pregunta que realmente molesta mucho.

Muchos de estos cubanos al toparse con esta tan indiscreta y agresiva pregunta se quedan sin palabras, otros suelen sacar todo su patriotismo y arremeter contra en interrogador, pero en realidad la respuesta perfecta a esa pregunta es aquella que llevan muchos pensando decir e incluso ensayando una y otra vez, esa que demuestra nuestra esencia. Algunos lo han pensado muchas veces, pero nunca lo han hecho, y resulta ser que el cubano es un ser dotado de un sentido del humor único, capaz de reírse incluso de sus propios problemas, el cubano es una persona que en ocasiones es juzgado por su amplio sentido del humor y luego de esa pregunta incómoda las ganas de inventar en la cara del  curioso la trama de una película de Indiana Jones es más fuerte que él.

Una de las posibles respuestas divertidas que puedes dar para hacer menos incómodo el momento es esta:

  • Bueno, nada fuera de lo común (si pretendes ser aún más sarcástico), monte en el avión, tenía mucho sueño así que me quede completamente dormido, luego se pasó la parada en la cual tenía que bajarme y termine aquí.

Lo realmente importante al construir la respuesta es que la alargues todo lo que puedas, en vista a no recibir la segunda pregunta incómoda que realmente no pueden evitar.

Ya con el antecedente de una conversación anterior, teniendo la suficiente confianza para ser aún más directos, el ciudadano natural del país donde reside sin temor a ser impudente te pregunta:

Entonces… ¿Te casaste con un extranjero?

El mundo entero cree (muy lejos de la realidad) que los cubanos no tienen opción alguna de inmigración independiente, no saben que siendo hijo, hermano o padre de una persona que sea ciudadano de otro país puede ser reclamado de su tierra natal, no conocen de personas que piden asilo político en otro país, tampoco conocen acerca de los beneficios para cubanos con nacionalización extranjera (en especial los descendientes de españoles en Cuba), el mundo entero cree que la única forma de salir legalmente de Cuba es contrayendo matrimonio con un extranjero.

Todos saben de una historia, de personas que quizás ni conozcan, sobre un cubano que usó a un extranjero para mejorar sus condiciones económicas o para salir del país. Luego de escuchar esta pregunta, automáticamente un cubano se siente total y completamente acusado, mayormente las personas cuya salida del país no fue por esa vía. Por otra parte, muchos creen que un matrimonio entre en cubano y un extranjero solo puede tener algún interés económico, puede que sí, pero en muchas ocasiones solo se enamoraron perdidamente y sin mayor motivo económico quieren comenzar una vida juntos. Las personas no se enamoran de una nacionalidad, se enamora de otra persona, sean cubanos o no.

Otra de las maneras de la cual se puede salir de Cuba sin casarse con un  extranjero, y realmente de la forma que si han inmigrado la mayoría de los cubanos, es mediante una misión internacionalista fuera de Cuba o una beca de estudiante, de las cuales muchos no regresan y deciden desertar. Otros fueron a salieron de Cuba para visitar a una amigo o familiar en el extranjero y decidieron no regresar luego del tiempo estipulado para estar en otro país. Otros (en el caso de los que viven en los Estados Unidos) corrieron el riego de montarse en una lancha sin condiciones para esa travesía y cruzaron noventa millas buscando una vida mejor. Solo poco más del 25 % de los cubanos que no viven actualmente en Cuba, salieron del país por contraer matrimonio con un extranjero residente en otro país.

Realmente estas no son las únicas preguntas que suele verse obligado a responder un cubano que resida en el extranjero, muchas otras preguntas incómodas suelen ser formuladas, y cada respuesta es matizada por una versatilidad única que solo un cubano podría tener.

Si eres un cubano residente en un país extranjero no olvides tener en mente una respuesta demostrando todo el ingenio y la jovialidad que te caracteriza, teniendo cuidado de no agredir verbalmente a la persona que formulo la pregunta. Si por otra parte eres un extranjero y alguna vez te pasó por la mente arremeter contra un cubano de esta forma, ten un poco de tacto y piensa dos veces antes de hacer una de las 2 peores preguntas que le puedes hacer a un cubano que se va.

Laura Elena González Varela.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here